Cephalotus



Cephalotus

Estas plantas son una pequeña joya botánica, sólo apta para aficionados con mucha experiencia.

Especies: 1 sola especie, ésta es Cephalotus follicularis aunque existen varias variedades.

Familia: Cephalotaceae

Distribución: Se encuentra en una pequeña área en el Sudoeste australiano.

Tipo planta: Terrestre en roseta

Tamaño: Su altura puede llegar hasta los 15 cm. pero los jarros solamente llegan a medir 7 cm. El diámetro como en la gran mayoría de plantas depende del rizoma.

Descripción: Esta planta produce en primavera e invierno grandes hojas no carnívoras, y durante el verano y el otoño produce los jarros carnívoros. Éstos tienen una tapa semitransparente y en los bordes del jarro se encuentran muchos 'dientes' que señalan al interior del jarro. En el interior de éste, la parte superior es más estrecha que la inferior. En el exterior tres molduras peludas recorren la parte delantera del jarro. Estos jarros salen del rizoma y son soportados por un tallo que acaba en la parte trasera del jarro, no en la inferior como en las Nephentes. Tiene raíces largas, finas y sensibles. Destaca por su gran tallo floral que llega a medir unos 60 cm. aunque las flores que producen son muy pequeñas y a su vez, es muy difícil que produzca flores y que de semillas.

Tipo trampa: Trampa jarro (pasiva). Digestión activa.

Funcionamiento: Las plantas producen néctar que atrae a los insectos, la moldura de los jarros atrae al insecto hasta el borde, una vez en el borde, la tapa semitransparente y la cantidad de néctar que hay en su interior hace que el insecto quiera adentrarse en el jarro. Como en las Sarracenias, el insecto resbala, cae al fondo y no puede salir debido a la forma del jarro, más estrecha arriba que abajo. Las presas acaban digeridas por los enzimas de la planta.

Curiosidades: Si bien las tapas de otros géneros de plantas jarro, como las Sarracenias o las Nepenthes, son inmóviles, la tapa de Cephalotus se mueve ligeramente cuando hace calor, y tapa el jarro para evitar que se evaporen los líquidos digestivos. Otra curiosidad es que, aunque se parezcan mucho, el género Nephentes y el género Cephalotus no están emparentados.

CULTIVO

Generalidades: Esta especie es muy difícil de cultivar, son plantas muy temperamentales y hay que tener mucho cuidado con los riegos o sufrirá la temible “muerte súbita” (comienzan a pudrirse las raíces hasta llegara al rizoma y poco a poco acaba podrido, a causa de exceso de riego o estancamiento, y acaba muriendo sin dar signos aparentes de que eso está sucediendo). También evitar temperaturas altas y la humedad debe ser alta constantemente.

Temperatura: En verano la temperatura puede oscilar entre 20 o 30 grados. En invierno debe oscilar entre 5 y 15 grados. Puede soportar ligerísimas heladas, pero exponerlas a temperaturas mayores de 35 grados no es recomendable. Le gustan los cambios de temperatura entre el día y la noche.

Luz: O media-sombra o luz directa, eso sí, evitar el sol del medio día y tarde en los meses de calor. Como la mayoría de carnívoras adquieren tonos rojizos o violáceos con una buena luz. Pueden cultivarse tanto en terrarios como en invernaderos, aunque si existe mucha humedad en nuestra región podemos ponerla al aire libre y con sol directo (acostumbrándola poco a poco), pero éstas crecerán menos.

Substrato: Se usa turba rubia pura (30%) con perlita o arena de cuarzo (70%). El substrato debe quedar muy poroso para que pueda drenar el agua y evitar el estancamiento. Se recomiendan macetas profundas para aumentar la salud de la planta. Además, es aconsejable dejar una capa de 0.5 cm de perlita o arena de cuarzo pura y bien lavada en la superficie del substrato, ya que mantiene a la planta húmeda y evita que aparezca moho. En vez de perlita o arena, podemos utilizar musgo de Sphagnum, que además de cumplir la misma función de la arena queda mucho más estético.

Riego y humedad: Ciertos estudios afirman que existe menos riesgo de estancamiento regándola desde arriba, con mucho cuidado para no dañar las trampas y las hojas. Al utilizar el método de estancamiento, hacemos que el agua se acumule y pueda provocar la pudrición de las raíces y el final de la planta. Este método es más recomendable que el método del estancamiento. Si elegimos el método de estancamiento, debemos poner poca agua y descansos de riego prolongados. Regar con agua destilada o libre de cal y cloro. Humedad por encima del 60%.

Descanso: En invierno deja de producir jarros, a veces en primavera tampoco.

Reproducción: Existen tres maneras de reproducir a nuestro cephalotus:
Reproducción sexual (por semilla): Esta opción es muy complicada, ya que es muy difícil obtenerlas y además, las plántulas se desarrollan muy lentamente. El musgo Sphagnum le viene perfecto para germinar.

Esquejes: Esta opción tiene un alto índice de germinación. Se puede hacer tanto con la hoja no carnívora como con el jarro. En ciertos estudios se observa que utilizando la trampa como medio de esqueje la planta desarrolla menos hojas. Se entierra ligeramente el peciolo e intentar no moverlo, ya que se dañarían las pequeñas raíces.

División de la roseta: Esta es la mejor opción. Cuando la planta desarrolla otro punto de crecimiento, podemos proceder a su separación. Muchas veces encontramos que no posee sus propias raíces, pero esto no es un impedimento para realizar dicha división. Se planta el rizoma en turba rubia y perlita (50:50) y si todo va bien, en pocas semanas tenemos una nueva planta. Una de las razones por las que se utiliza este método es que la nueva planta desarrolla pequeños rizomas a parte de la roseta principal, haciendo que esta última se desarrolle y cree trampas más grandes, dando lugar al famoso Cephalotus Follicularis “Giant”.

Especies

Subespecies.

 


Cultivares registr.

C. 'Hummer's Giant'