Guía general

1 - 2 - 3 - 4 - 5

GUÍA GENERAL: CAPÍTULO I
Esta guía es una introducción al mundo de las plantas carnívoras. Consta de 6 capítulos en los que, de forma breve y sencilla, se exponen las principales características de estas plantas, cómo se alimentan y dónde se encuentran.

¿Qué son las plantas carnívoras?
Son plantas capaces de atraer, atrapar y digerir pequeños animales y aprovechar los nutrientes obtenidos. Es necesario saber que la gran mayoría de plantas carnívoras no necesitan cazar continuamente para sobrevivir, sino que sus presas les aportan una cantidad extra de nutrientes. Sí es verdad que se desarrollan y se reproducen mucho mejor si de vez en cuando cazan algo.

Conocemos alrededor de 600 especies de 14 géneros diferentes. La captura se realiza mediante hojas transformadas para ese fin, llamadas trampas. Hay trampas que efectúan movimientos para atrapar presas, son trampas activas. Otras no hacen movimiento alguno (trampas pasivas). La digestión puede realizarse mediante enzimas producidas por la propia planta (digestión activa) o mediante bacterias o microorganismos que descomponen las presas (digestión pasiva).

Las presas suelen ser insectos o microorganismos, aunque ocasionalmente se han encontrado pequeños moluscos, reptiles, aves o incluso ratones en trampas de plantas grandes, si bien suelen ser capturas accidentales. Todas las especies son totalmente inofensivas para los humanos.

Hay una gran diversidad de plantas carnívoras, por lo que el tamaño, las formas, los métodos de captura, los hábitats y los cuidados requeridos en el cultivo varían considerablemente.

Gracias a la posibilidad de obtener nutrientes a partir de pequeños animales, las plantas carnívoras tienen una enorme ventaja frente a otras plantas, ya que pueden habitar suelos donde pocas plantas pueden hacerlo. Sin embargo, el carnivorismo tiene un alto coste de oportunidad, ya que al producir trampas las plantas pierden partes destinadas a la fotosíntesis. Además, los rápidos movimientos de las trampas y la producción de secreciones en algunas especies provocan una notable pérdida de energía si a continuación del "esfuerzo" no fuera posible atrapar y digerir la presa.

Las plantas carnívoras están distribuidas por todo el mundo, menos en los desiertos y en los polos. Algunos géneros están muy extendidos, como Drosera o Utricularia , que son omnipresentes, o Aldrovanda ; otros se encuentran sólo en un área de distribución muy limitada, como Cephalotus.

En España podemos encontrar varias especies de plantas carnívoras, como Drosera rotundifolia, Drosophyllum lusitanicum, varios endemismos de grasillas (Pinguicula) y algunas especies de lentibularias acuáticas.