Guía general

1 - 2 - 3 - 4 - 5

GUÍA GENERAL: CAPÍTULO V Hábitats y protección

Podemos encontrar plantas carnívoras prácticamente en todo el mundo. Dado que las plantas de los diferentes géneros son muy distintas entre sí, viven en hábitats asimismo muy diferenciados, a menudo en condiciones extremas donde pocas otras plantas pueden crecer óptimamente. De ahí que muchas carnívoras sean plantas pioneras de nuevos espacios, que soportan muy mal la competencia de otras plantas.

Muchas plantas carnívoras están amenazadas más o menos gravemente. Son plantas muy sensibles a la alteración de sus hábitats, ya que tienen unas necesidades de suelo, humedad e iluminación muy marcadas. El mayor enemigo de las plantas carnívoras es, cómo no, el hombre. Los principales factores que las amenazan son la destrucción de sus hábitats y la recolección de plantas salvajes.

Información sobre el CITES
En 1973 entró en vigor el CITES (Convención para el Comercio Internacional de Especies Amenazadas), también llamado Tratado de Washington, que ha sido adoptado en la actualidad por más de 150 países, incluida España. El CITES reglamenta el comercio de las especies de animales y plantas en peligro de extinción, entre ellas muchas plantas carnívoras. El Tratado consta de 3 Apéndices, siendo el primero el que más y el tercero el que menos protección ofrece. La lista de especies comprendidas se actualiza anualmente.

Para las especies mencionadas en el Apéndice II del CITES, la recolección en la naturaleza se halla sometida a restricciones, el uso comercial de plantas importadas está permitido y la posesión de ejemplares debe ir siempre acompañada de los certificados correspondientes sobre su origen.

En cuanto a las especies mencionadas en el Apéndice I, su recolección está prohibida, el uso de plantas importadas no será principalmente comercial, también deben adquirirse junto con sus certificados.

Aparte del CITES, existen normativas europeas y nacionales que también regulan el comercio con especies amenazadas, sobre todo las autóctonas.

Estado de protección de plantas carnívoras (2003)

Byblis: fue excluido del Apéndice II en 2000.
Cephalotus follicularis
: fue excluido del Apéndice II en 2000.
Darlingtonia californica
: fue excluida del Apéndice II en 2000.
Dionaea muscipula
: incluida en el Apéndice II.
Nepenthes khasiana
: incluida en el Apéndice I.
Nepenthes rajah
: incluida en el Apéndice I.
Nepenthes (demás especies): incluidas en el Apéndice II.
Sarracenia oreophila
: incluida en el Apéndice I.
Sarracenia rubra subsp. alabamensis
: incluida en el Apéndice I.
Sarracenia rubra subsp. jonesii
: incluida en el Apéndice I.
Sarracenia (demás especies): incluidas en el Apéndice II.

Todos los géneros y especies citadas están incluidos en el Decreto de Protección de Especies de la UE. Además, la mayoría de las especies europeas están protegidas por normativas nacionales.